Historia – Los orígenes

El movimiento Free Conversations empezó el año 2017 de la mano de Adrià Ballester. Era un jueves de principios de verano cuando Adrià, después de un mal día de trabajo decidió salir a caminar por la ciudad. Después de andar y andar llegó a la cima de la montaña de la ciudad desde donde se veía todos barrios desde lo más alto.

Fue en ese momento cuando apareció Ramón, un señor mayor de unos 80 años que también quería disfrutar de las vistas. Pasados unos minutos Adrià y Ramón empezaron a hablar y hablar hasta que Ramón dijo “Cuando tengas 80 años todos estos problemas que te parecen tan grandes te parecerán diminutos”.

En aquel instante Adrià se dio cuenta de la razón que llevaba Ramón y empezó a sentirse mejor y decidió dedicar un rato cada semana a ofrecer conversaciones en el centro de Barcelona. El objetivo era habilitar un sitio en la ciudad de Barcelona donde la gente pueda venir a hablar siempre que lo necesite o quiera, además, también quería poner a disposición del público un lugar dónde expresarse libremente sin miedo a ser juzgado o juzgada.

Después de tres años, Adrià ha tenido a más de 1400 personas con personas que tienen puntos de vista muy diferentes y de las que ha podido aprender mucho. Adrià ha vivido momentos de tristeza, alegría y de muchas emociones. Lo más bonito ha sido las muestras de cariño del público, desde que empezó no ha dejado de recibir mensajes de apoyo. 

Ha sido gracias a este apoyo que Adrià ha decidido buscar apoyo internacional con la misión de que en todas las ciudades haya espacios donde la gente pueda expresarse con tranquilidad y la libertad de saber que no van a ser juzgadas.

Por eso, pedimos que te pongas en contacto con nosotros para ver la forma en la que puedes apoyar el movimiento. Gracias a tu ayuda podremos poner más sillas en la calle y gracias a tu ayuda más personas podran tener la posibilidad de hablar con alguien.